Quien conoce a Ethan Chloe sabe que no diseña porque si. Detrás de cada proyecto siempre hay un trasfondo, una vivencia, un por qué. Ya lo hizo en Casa Decor, junto a Guillle García-Hoz, donde consiguió trasladarnos al desierto sin salir de esas cuatro paredes y ahora, en Intergift 2021, bajo el paraguas de la matriz Garpe Group, lo ha vuelto a hacer.

Aparte de recordarnos lo ya vivido en el Sáhara, nos invitó a dar un paseo por Dubái, Brasil y Sidney. En el mismo stand nos brindó de nuevo la posibilidad de vivir, haciendo un guiño y de la mano de un estilo ecléctico, esa experiencia en la jaima; sentimos el lujo de entrar en el hall de un hotel en el que el dorado es el leitmotiv.

Alimentamos el cuerpo y también el espíritu en un restaurante ambientado en la selva y en la naturaleza para, finalmente descansar después de un día de trabajo en un ático donde, desde nuestro escritorio y en un momento de contemplación,  fuimos conscientes de cómo el estilo glam,  camaleónico donde los haya, nos hace sentirnos especiales.


Y así, envueltos por completo por la filosofía de Ethan, se nos grabó a fuego, una vez más, su lema:

” Viajar para encontrar historias. Decorar para recordarlas”.