¿Quién es Ethan Chloe?

Querer saber quién es Ethan Chloe es una buena pregunta, describirlo no es tan fácil como parece. Es una persona de unos 60 años, de apariencia hípster y a la vez muy complejo y curioso. Cuida muchísimo su imagen, su alimentación y su forma de vivir. También cuida mucho sus apariciones en público ya que prefiere ser anónimo y no llamar la atención.

quién es Ethan Chloe?

 

Ethan Chloe nace a finales de los años 50 en Auckland, Nueva Zelanda. Es hijo de un diplomático inglés con el cual toda la familia se desplaza continuamente a diferentes países donde es enviado como embajador. Su madre es una pintora australiana de cierto renombre muy interesada por el arte tanto en pintura como en diferentes facetas culturales. De ahí Ethan Chloe adquiere sus tremendas ganas de viajar, de adentrarse en culturas de otros países y su curiosidad en la escritura. Esto le convierte en un pequeño escritor de cuentos.

quién es Ethan Chloe?

Su gran dedicación y vocación es la arquitectura de interiores. Estudió diseño de interiores en Oslo, Noruega, uno de los países donde se afincan con toda la familia debido a este trasiego continuo de viajes que provoca ser hijo de un diplomático.

En la actualidad Ethan Chloe está afincado en Australia, en la ciudad materna Sidney, donde tiene un estudio propio de diseño y creación de mobiliario. 

quién es Ethan Chloe?

¿Sabéis por qué Ethan Chloe va siempre con la tabla de skate? Cuando estuvo viviendo en Los Ángeles hizo un grupo de amigos surferos que vivían en Santa Cruz, California. Los fines de semana Ethan cogía el coche y pasaba el fin de semana con ellos viendo cómo surfeaban olas muy impactantes y siempre le gustó la sensación de libertad que provocaba. Al no vivir cerca del mar, Ethan no podía surfear con frecuencia y como el skate estaba muy de moda en aquella época, decidió comprarse uno para tener esa misma sensación de libertad sobre suelo firme. Desde aquel entonces se hizo un fanático de moverse en monopatín. Muchas de las ideas y diseños le han surgido encima de su skate, surfeando el cemento como sus amigos surfeaban las olas.